Tarta de queso

ingredientes-tarta-de-queso1
Supongo que ya os habréis dado cuenta que lo que más me gusta hacer son recetas dulces. Y hoy, aprovechando que llega el fin de semana, quiero enseñaros esta receta, una de mis favoritas: tarta de queso. Es una receta muy sencilla de hacer, y los peques de la casa os pueden ayudar, por supuesto. A ellos les encantará. De pequeña, mi madre siempre me metía en la cocina con ella y me encantaba experimentar e inventar recetas … muchas de ellas eran incomestibles (que paciencia la de mi madre, y la de mi padre … porque era él quién tenia que probar todas mis recetas), y sobre todo, me encantaba hacer cosas con ella, donde pudiese pringarme las manos … galletas, bizcochos, pasteles … ¡como disfrutaba llenándome las manos de masa! y llegado el momento (porque aún es muy pequeño), haremos lo mismo con Álvaro, ¡que ganas de que mi madre y yo lo metamos en la cocina a que disfrute como yo lo hacía! Así que … ¡manos a la obra!
Los ingredientes que vais a necesitar son los siguientes:
– 600 gr. de queso fresco (philadelphia o similar)
– 60 gr. de mantequilla + 10 gr. de mantequilla para untar en el molde.
– 200 gr. de galletas María o similar.
– 20 cl. de nata para montar espesa.
– 140 gr. de azúcar
– Una pizca de sal.
– La piel rallada de medio limón.
– 3 huevos
– 1 bote de mermelada de frambuesa (aunque yo he utilizado de fresa, ya que no les gusta de frambuesa)
– Azúcar glas.

Ingredientes


Elaboración.
1. Calentamos el horno a 150ºC y untamos el molde de mantequilla. A continuación, desmenuzamos las galletas (yo utilizo el vaso triturador de la batidora).

 

2. A continuación, en un cazo pequeño fundimos la mantequilla, y en una ensaladera, mezclamos las galletas ya picadas y la mantequilla fundida.

 

3. Con la pasta que nos ha quedado, cubrimos todo el fondo del molde y la aplastamos con la palma de la mano.

 

4. Seguidamente, batimos el queso fresco y la nata en otra ensaladera. Una vez listo, añadimos el azúcar, la sal y la piel del limón rallada. A continuación, añadimos los huevos uno a uno y batimos.

 

5. Posteriormente, cubrimos la pasta que habíamos preparado en el molde con la mermelada. Para ello, lo que yo hago es echar todo el bote en un cazo y calentarla. De este modo, la puedo untar ahí más fácilmente.
6. Una vez hecho lo anterior, verteremos la mezcla a base de queso blanco. Yo utilizo philadelphia, ya que me gusta mucho como queda la tarta con ella. Cuando este hecho, la pondremos a cocer 40 minutos en el horno, precalentado previamente a 150ºC como dijimos, con calor arriba y abajo.

 

Nota: Es muy importante que no abráis el horno una vez que lo cerréis, ya que la tarta bajaría y no quedaría bien.
Una vez terminada, esperaremos unos 15 minutos al sacarla del horno para que se enfríe y la meteremos en la nevera hasta el día siguiente (o al menos 5 horas en la nevera). De este modo, estará bien fría, ya que esta tarta así se come, bien fría.
Finalmente, le espolvorearemos azúcar glas. La podéis decorar con fresas o frambuesas (según la mermelada que hayáis utilizado).

 

 

 

 

¿Qué os ha parecido? ¿Os animáis a hacerla? Si lo hacéis, ¿me enseñáis el resultado? Me encantaría ver vuestras creaciones.
¡Feliz fin de semana a todas!

Image and video hosting by TinyPic

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>