Tarta de chocolate con oreo sin horno

IMG_6631

¿Empezamos la semana con una receta muy dulce? La receta que hoy os propongo cautivará tanto a niños como a mayores, especialmente a los amantes del chocolate, y todos coincidirán en lo mismo … ¡quiero repetir! Y esta tarta de chocolate con oreo no necesita horno y además de ser muy sencilla de preparar esta …. mmmmm …. ¡deliciosa!

Está muy buena fresquita, así que con el calor que hace es ideal, y es muy adecuada para hacer con los más peques de la casa.

20160626_175342
IMG_6574

Los INGREDIENTES que vais a necesitar son los siguientes:

Para la base:

– 300 gramos de galletas oreo (2 paquetes x 154 gramos = 308 gramos)

– 100 gramos de mantequilla fundida

Para el relleno:

– 200 ML de nata para montar (es muy importante que sea mínimo 35% de materia grasa)

– 200 g. de chocolate negro tipo “Nestlé Postres”.

– 50 g. de mantequilla.

– 70 g. de leche condensada.

Para decorar:

– 5 galletas oreo partidas por la mitad (otra opción es utilizar galletas oreo mini)

– Un puñado de pepitas de chocolate o lacasitos o M&Ms, etc. (lo que más os guste)

ELABORACIÓN. 

20160627_170913

Preparación de la base. 

Trituramos las galletas. Para ello, podéis utilizar un robot de cocina o una picadora o un mortero. Si no tenéis nada de lo anterior a vuestra disposición, no os preocupéis, ya que podéis hacerlo manualmente. Para ello, metemos las galletas en una bolsa y las golpeamos con un rodillo hasta convertirlas en polvo de galleta (esta última opción o la de utilizar un mortero es la que debéis utilizar cuando cocinéis con niños, por ser las más seguras).

A continuación, vertemos la mantequilla, que previamente hemos derretido en el microondas y la mezclamos con las galletas trituradas hasta obtener una pasta homogénea.

Seguidamente, untamos el molde con mantequilla o ponemos papel de horno, para que os resulte más fácil desmoldarla (también podéis utilizar un molde bonito y servirla ahí mismo). En caso de utilizar papel de horno, no será necesario utilizar mantequilla.

Extendemos la mezcla en el molde y presionamos para que quede lo más uniforme posible y guardamos el molde en el frigorífico o en el congelador mientras continuamos con el relleno (yo os recomiendo guardarlo en el congelador).

Preparación del relleno. 

Para preparar el relleno de la tarta, lo primero que tenemos que hacer es poner la nata en un cazo, a fuego lento, hasta que hierva. Retiramos del fuego y agregamos el chocolate troceado, la mantequilla y la leche condensada. Mezclamos bien, removiendo hasta obtener una crema brillante y homogénea.

Sacamos el molde del congelador y vertemos la mezcla, dejando reposar unos minutos, tiempo que podemos aprovechar para ir preparando la decoración.

Finalmente decora con las galletas oreo minis o normales (partidas por la mitad), los lacasitos o pepitas de chocolate (o lo que más os guste) y guárdala en el frigorífico.

Mi recomendación es dejarla, al menos, un día entero, ya que está mucho más buena. Una vez transcurrido ese tiempo, desmoldamos con cuidado y servimos.

Una vez la saquéis para comerla, podéis comerla directamente o sacarla un rato antes para que el relleno esté más suave y se funda en la boca (eso depende de cada persona en particular).

¡Espero que os guste! ¡Buen provecho!

IMG_6648

¿Me daríais vuestra opinión de ella en los comentarios si os animáis a prepararla? Me encantará leeros. ¡Muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>