Parto inducido o programado

parto inducido -

Tanto si tu fecha de parto ha pasado hace días o incluso semanas, o si hay alguna razón médica que lo requiera, el médico puede recomendarte programar tu parto (no te preocupes, programar un parto no indica que vaya a ser una cesárea sí o sí).

Aunque no solo nos encontramos con estos motivos para inducir un parto. También existe lo que se conoce como parto inducido electivo (cuando se induce el parto por una razón no médica, sino por conveniencia o preferencia de los progenitores), y que por lo visto es muy común en países como EE.UU, aunque este último está totalmente desaconsejado.

¿Cuáles son los principales motivos para que se induzca un parto?

Pues hay muchos motivos y muy diversos, que dependerán de lo que vuestro médico considere más conveniente, pero entre los principales motivos tenemos los siguientes:

  • Si tu embarazo supera las 41 o 42 semanas.
  • Por una rotura prematura de membranas (o rotura de aguas) sin que se desencadene el parto.
  • Si el líquido amniótico se encuentra teñido (ya que esto indicaría sufrimiento o riesgo fetal).
  • Si sufres desprendimiento de placenta.
  • Si padeces hipertensión o diabetes.
  • Si sufres diabetes gestacional.
  • Si contraes preeclampsia (subida de tensión ocasionada por el embarazo, edemas, presencia de proteína en la orina y aumento excesivo de peso son síntomas que pueden indicar que padeces este trastorno).
  • Si hay poco líquido amniótico.
  • Si el bebé no se está desarrollando como debería.
  • Etc.

¿Cómo se induce el parto?

Pues hay varios métodos, entre los que tenemos los principales, que son los siguientes:

 Amniotomía.

Es la rotura artificial de la bolsa, que se realiza utilizando un pequeño gancho de plástico.

amniotomía

Amniotomía. Fuente: es.wikihow.com

Administración de prostaglandinas para favorecer la maduración del cuello uterino.

Este método se basa en introducir en la vagina un óvulo vaginal o gel que contiene prostaglandina o bien, se administra por vía oral. Se lleva a cabo en el hospital y se espera a que las paredes del cuello uterino se ablanden y se afinen, es decir, que el cuello del útero madure.

Si se administra sola, esta hormona prostaglandina deberá desencadenar el parto, pero también puede utilizarse antes de administrar la oxitocina.

(Esta explicación ha sido extraída de la web Kids Health.)

Oxitocina.

Si el cuello uterino ya ha madurado, te administrarán oxitocina a través de una vía. Se trata de una forma sintética de la hormona oxitocina, que es la hormona que el cuerpo de la madre produce naturalmente durante el parto espontáneo.

Maniobra de Hamilton (o despegamiento de membranas). 

Consiste en introducir un dedo dentro del orificio del cuello del útero, llegando hasta su interior y girándolo, con el fin de despegar las membranas de la bolsa amniótica de la base del útero. Aunque la mayoría de las veces no se consigue iniciar el parto mediante esta técnica.

Maniobra de Hamilton. Fuente: www.matertraining.com

Si queréis saber más acerca de esta maniobra, podéis hacer clic en este enlace, dónde se explica muy bien en que consiste y cuáles son sus riesgos. Por otro lado, también os recomiendo este enlace.

¿Cuándo está contraindicado?

Un parto inducido está contraindicado, principalmente, en los siguientes casos:

  • Placenta previa

Placenta previa. Fuente: www.momjunction.com

  • Cirugía uterina anterior (excepto cesáreas)
  • Cuando el bebé se encuentra en posición transversa u oblicua, es decir, que se encuentra mal colocado.
  • Por prolapso del cordón umbilical.
  • Si el bebé es muy grande, si hay desproporción entre la cabeza del bebé y la pelvis de la madre o si el bebé corre peligro inminente, casos en los que se realizaría una cesárea.

Aunque hay más, estos serían los principales, y siempre habrá que ver que opina nuestro médico.

¿Que riesgos hay?

Cuando se nos aconseja inducir el parto, sea el motivo que sea, también es muy conveniente que conozcamos los riesgos de tal procedimiento, tanto para la madre como para el bebé.

Para la madre:

  • Se cansa más.
  • Puede sufrir deshidratación.
  • Las contracciones pueden ser más fuertes y dolorosas.
  • Hay una mayor probabilidad de sufrir desgarros.
  • La tasa de cesáreas es más elevada en estos casos.
  • También hay una mayor tasa de partos instrumentales (como el uso de fórceps).
  • Etc.

Para el bebé:

  • Puede haber pérdida de bienestar fetal (es por este motivo que la tasa de cesáreas aumenta en estos casos).

A pesar de los riesgos existentes (como en todo, siempre hay riesgos), hay que tener en cuenta que la inducción la aconseja un profesional, que ya ha valorado previamente que es mejor así. Y tampoco debemos olvidar que alargar un embarazo más de 42 semanas también puede resultar peligroso. Por eso, lo mejor es dejarse aconsejar por nuestro médico.

¿Habéis pasado por este proceso? Y si es así, ¿cómo fue vuestra experiencia? 

Y si os ha gustado el post, dadle +1 en google plus o compartidlo en las redes sociales si opináis que puede resultar de interés para alguien. Muchas gracias.¡Nos vemos en el próximo post!

Etiquetas

10 Comments

  • Vigopeques dice:

    La verdad un parto programado siempre da miedito por lo menos a mi, pensar en oxitocina y demás, buffff. El caso es que al final no es para tanto, por lo menos en mi caso.

  • Cristina Cristina dice:

    Tienes razón, porque al principio una no sabe a lo que va, pero todo pasa y como bien dices, al final no es para tanto y vale la pena pasar por todo ello para por fín ver la carita de nuestros peques.

  • uff tengo que decir que al ver el titulo casi corro jejeje pero la información es muy completa solo me gustaría agregar que llegar hasta la semana 42 si no hay ninguna complicación extra es natural y no es indicación necesaria de inducción sólo que muchas veces se nos hace creer que 40 semanas son las necesarias y después hay complicaciones pero eso no es cierto
    lo mismo con la ruptura de membranas, un bebé puede esperar (con correcto monitoreo de 48 hasta 72 horas

    Saludos y gracias por informar 😀

    • Cristina Cristina dice:

      ¡Muchas gracias Rosa! Estoy totalmente de acuerdo en lo que comentas, aunque si es cierto que depende de otros factores, como bien comentas (que no haya complicaciones). En mi caso, se debió como comento a un aumento de tensión al final del embarazo y a que quedaba poco líquido, por lo nos recomendaron inducirlo si no me ponía de parto antes. Depende de cada caso en particular. Besitos.

  • Es una información ideal para todas, a veces nos falta esa guía y no andar tan perdidas jeje , me gusta mucho , se los indicare a unas amigas ^.^ que ya les falta poquito

  • Yo di a luz a 12 horas de que me lo indujeran, así que un poco me informé, me hubiera venido genial este post antes jiji

    • Cristina Cristina dice:

      ¡Muchas gracias Cristina! Y que bien, poco antes de la inducción el peque decidió librarte de ese proceso y vino al mundo!! Es genial :-) Porque si bien no hay motivo para alarmarse ante una inducción, es cierto que es mejor ponerse de parto de forma natural, aunque en ambos casos no importa, lo mejor es tener a nuestro bebé en brazos, un momento mágico.

  • En los dos partos me han puesto oxitocina y me han roto la bolsa. En los dos me ha pasado igual, contracciones cada minuto pero me cuesta dilatar sin ayuda. Y eso q con la peque desde el quinto mes estuve con amenaza d parto prematuro y tumbada n el sofá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>