Dolor de espalda en el embarazo

pregnant-775028_960_720

El dolor de espalda en el embarazo (dolor lumbar o lumbalgia) es un problema muy frecuente, que afecta al 80% de las embarazadas, especialmente durante el tercer trimestre, pudiendo no desaparecer totalmente hasta después del parto. De hecho, es la primera causa de malestar físico durante la gestación. Aparece en la parte baja y central de la espalda, y puede irradiar hacia los lados o no. Dicho dolor aumenta al estar de pie o caminando. Suele producirse debido al aumento de tamaño del útero, que hace que el centro de gravedad se desplace hacia delante y, para evitar que la mujer caiga, la columna lumbar se arquea hacia delante, por lo que los hombros y la cabeza se desplazan hacia atrás, hecho que se conoce como cifosis lumbar, lo que causa una mala alineación de las vértebras de la columna, afectando de este modo a las articulaciones.

pregnant-woman-1130612_960_720

¿Cómo puedo prevenirlo y/o aliviarlo?

La adopción de buenas posturas, así como evitar el aumento excesivo de peso y el sedentarismo, ayudarán a prevenir este problema. Estos consejos también serán de gran ayuda para prevenir y aliviar el dolor de espalda en el embarazo.

  • Al agacharse para coger algo del suelo no hay que doblar la espalda, sino flexionar las rodillas y mantener la espalda recta.
  • Evita coger peso, y en caso de tener que hacerlo, trata de dividirlo en cargas más pequeñas.
  • Evitar movimientos forzados.
  • Es muy importante una correcta postura a la hora de sentarse, con la espalda recta apoyada en el respaldo de la silla.
  • No permanecer mucho tiempo seguido de pie, como por ejemplo, a la hora de planchar.
  • Es muy recomendable realizar gimnasia acuática a partir del quinto mes de embarazo, ya que los ejercicios en el agua reducen los dolores lumbares.
  • El pilates y el yoga para embarazadas son actividades muy recomendables, ya que ayudan a relajar la espalda y permiten corregir malas posturas.
  • Utilizar una faja especial para embarazadas.
  • El reposo y los masajes también ayudan a aliviar el dolor.
  • A la hora de dormir, lo mejor es hacerlo de lado, especialmente hacia el lado izquierdo, ya que esta posición es muy beneficiosa para la circulación de la sangre.
  • No rechaces la ayuda de familiares y amigos para tareas que requieran mucho movimiento (o esfuerzo) por tu parte.
  • Evita pasar largos periodos en la misma posición, muévete dando pequeños paseos y cambia de postura con frecuencia.
  • Vigila el calzado. Procura utilizar un calzado cómodo y evita los tacones altos.
  • Di NO al sedentarismo. Tómate tu tiempo para descansar siempre que lo necesites, pero no te confundas con estar tumbada todo el día, a menos que tu médico así lo indique.
  • Trata de dormir de lado con una o ambas rodillas flexionadas y una almohada entre ellas.
  • Acude a un fisioterapeuta.
  • Camina media hora al día para activar la musculatura.
  • Realiza ejercicios de estiramiento (con 5 minutos será suficiente).  A continuación, tenéis algunos vídeos para que veáis algunos ejercicios que podéis realizar.

Si el dolor de espalda aparece, también es muy recomendable aplicar calor en la región lumbar , y, si el dolor no remite, lo mejor será visitar a tu médico, para que te prescriba un tratamiento adecuado.

¿Que te han parecido estos consejos? ¿Sufres o sufriste dolor de espalda en el embarazo? Y si te ha gustado el post, compártelo para ayudar a otras mujeres embarazadas en este aspecto. ¡Muchas gracias!

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>