Crema de calabaza

Crema de calabaza

La calabaza es un alimento de muy fácil digestión y con numerosas propiedades nutricionales, lo que la hace idónea para el bebé, una vez que éste se inicia en la alimentación complementaria a partir de los 6 meses. Además, resulta ideal también para niños y adultos. Un plato muy saludable a cualquier edad.  Y no podemos olvidar que se trata de una hortaliza que podemos consumir a lo largo de todo el año y con alto contenido en fibra. ¡Riquísima!

Es una receta muy sencilla de preparar y sale bastante cantidad, por lo que podéis congerlarla para su posterior uso o reducir los ingredientes a la mitad, eso según el gusto de cada uno.

INGREDIENTES.

– Unos 800 gramos de calabaza.

– 1 puerro.

– 1 zanahoria.

– 1 patata.

– 1/2 litro de agua.

– Sal (Si es para bebés no la añadiremos).

– Aceite de oliva (3 cucharadas soperas + 1 cucharada para freír los taquitos).

ELABORACIÓN. 

El primer paso para elaborar nuestra crema de calabaza será preparar todos los ingredientes que vamos a utilizar. Pelamos y cortamos la calabaza (hay que quitarle la piel y las semillas), el puerro (tenemos que quitarle lo verde), la patata y la zanahoria. Hay que cortar trozos pequeños, aunque no se trata de picarlo todo. Os recomiendo apartar un poco de calabaza (al gusto) para cortarla en taquitos que acompañen a la crema, como podéis ver en la imagen.

El siguiente paso es coger una olla mediana en la que nos quepan todos los ingredientes. Echamos ahí 3 de las 4 cucharadas de aceite y calentamos a fuego medio. A continuación, añadiremos las verduras y un poco de sal (no os preocupéis, si falta sal se puede añadir posteriormente, aunque si es para bebés, no la añadiremos y, en caso de ser para toda la familia, la incorporaremos una vez hayamos terminado y separado la del bebé, es decir, cuando esté todo listo). Y lo siguiente ahora será rehogar durante unos 10 minutos aproximadamente las verduras, hasta que cojan un poco de color. 

Incorporamos ahora el medio litro de agua y tapamos, dejándolo a fuego medio alto hasta que las verduras estén blandas, especialmente la calabaza, que tarda algo más.

Mientras se cuece todo bien, podemos aprovechar para saltear los taquitos de calabaza en una sartén pequeña con una cucharada de aceite de oliva.

Cuando tengamos lista toda la verdura, la pasaremos a otra olla con una espumadera y añadiremos la mitad del agua en que se han cocido y, con una batidora, batiremos hasta que obtengamos una crema bien fina. Si veis que queda muy espesa, lo ideal es echar un poco más de caldo en el que se han cocido las verduras y volver a batir, hasta que obtengamos la textura deseada.

Prueba de sal y si es necesario, añade un poco más, aunque recuerda separar primero si es para un bebé.

Finalmente recuerda que si no la vas a consumir toda, puedes separarla en raciones y congelarla para su posterior consumo.

Y ahora … ¡a comer! ¡Buen provecho!

crema de calabaza 2

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>