BILINGÜES DESDE LA CUNA

Captura-de-pantalla-2014-01-22-a-las-18.38.02
En este post hablare un poco sobre la crianza de hijos bilingües. Todos sabemos que se trata de un tema muy importante para la gran mayoría de los padres, y que resulta fácil cuando al menos uno de los padres es de una nacionalidad diferente o si vivimos en un país extranjero y nuestros hijos se crían allí, pero … ¿es posible educar hijos bilingües si en casa no se hablan dos idiomas, ni residimos en otro país? ¿y … que ocurre si no podemos permitirnos un colegio bilingüe?
Pues hoy trataremos un poco este tema. Os explicare un poco como introducirle a nuestros hijos otro idioma. Mi pareja y yo somos españoles y en casa se habla el español. Sin embargo, hemos empezado a educar a nuestro hijo para que el día de mañana domine el inglés y el español. Mucha gente ve esto como algo muy difícil, ya que no somos ingleses nativos, pero sí que es posible. Nuestro hijo crecerá con ambos idiomas y, aunque muchos piensan que es demasiado pronto porque solo tiene 1 mes, en realidad es el momento adecuado, ya que poco a poco irá absorbiéndolo y, sin darse cuenta lo dominará, ya que los niños son como esponjas, lo aprenden todo con una facilidad increíble.
 
Debemos saber que tampoco lo lograremos en poco tiempo y sin esfuerzo. Tenemos que tener mucha constancia y perseverar en ello todos los días. Se trata de un largo proceso que requiere nuestro esfuerzo y para ello se deben dar las siguientes condiciones:
  • Cantidad. Ha de estar expuesto a los estímulos lingüísticos muchas horas, como parte de su rutina (al menos un 30% del total diario).
  • Intensidad. El contacto con el otro idioma debe impregnar toda la vida del niño y, cuando no es posible en casa, son muy recomendables las estancias en el extranjero o programas de inmersión. También si tenemos la opción de que esté en contacto con personas nativas (algún amigo, vecino, etc. que le hable en ese idioma).
  • La otra depende del presupuesto (nosotros no nos planteamos de momento esa opción), pero un colegio bilingüe sería una magnífica opción.
Y bueno, otra pregunta que se nos plantea es como hacerlo, que metodología seguir. Pues podemos hacer lo siguiente:
  • Hablarle a nuestro hijo/a en ese idioma, en el caso de que tengamos un nivel alto, ya que de nada sirve hablarle si no tenemos el nivel que se necesita para conversar con fluidez. Lo ideal sería que uno se dirigiese a el o ella en español y el otro siempre en inglés, pero también basta hacerlo la mitad del tiempo (en mi caso no veo bien hablarle delante de gente de no nos entiende, en caso de reuniones con amigos, familiares, etc.). por ejemplo.
  • Canciones. Les ayudan, no solo a aprender palabras, sino también a adquirir la musicalidad y el ritmo de las lenguas.
  • Paciencia.  No debemos imponerle un idioma. Puede que le hablemos en uno y conteste en otro porque lo domine mejor o porque se siente más cómodo, pero debemos perseverar y esta situación se resolverá en un tiempo, cuando valore el otro idioma y se sienta mejor hablando en ese idioma.
  • Charlar con nativos, que pase algún tiempo hablando en ese idioma.
  • Ver la TV (dibujos animados, peliculas, etc.). en ese idioma que hemos escogido (pero no todo el día como única herramienta).
  • No realizarle correcciones excesivas. En lugar de corregirle, debemos recoger lo que ha dicho y modelarlo para que vea la estructura correcta de la frase.
  • Leerle cuentos, libros, etc. para niños. Eso sí, debemos procurar que comprenda lo que se lee o decimos, y para ello, las ilustraciones son la mejor opción, ya que puede ir visualizando la historia a la misma vez. Para esta opción, tenemos que hablar el idioma o alguien que conozcamos y que lo hable que se lo pueda hacer. Si no, lo suyo es omitir este paso.

  • Juegos educativos en ese idioma, para que vaya absorbiendo más del idioma, procurando que vayan acordes a la edad del niño.
  • También podemos utilizar tarjetas con dibujos y que nos diga lo que es o para enseñarle nuevo vocabulario.
  • Clases de idiomas. Son muchas las academias que ofrecen clases de idiomas desde muy temprana edad y resulta una muy buena opción para que aprendan.
Estas son solo algunas ideas, ya que como veis, son muchas las opciones posibles. Aquí solo recojo las más frecuentes, ¡Ánimo!
Y antes de terminar, he decir que hay algunas dudas que suelen ser muy frecuentes que he encontrado leyendo sobre el tema y que me resultan muy interesantes, y son estas:
1) ¿Tres idiomas a la vez es mucho? La respuesta es no. Este caso es frecuente en comunidades aútonomas en las que se habla otra lengua, además del castellano. Se ha demostrado que se pueden aprender simultáneamente hasta 4 lenguas sin problema.
2) ¿Se les enseña a leer y escribir en los dos idiomas al mismo tiempo? Pues lo cierto es que los expertos aconsejan que primero se aprenda a leer y escribir en la lengua materna y, después, ir introduciendo la otra poco a poco.
3) ¿Será bilingüe por el mero hecho de empezar tan pronto? Ser bilingüe implica desenvolverse con la misma soltura en ambos idiomas. Muy pocas personas llegan a serlo al 100% y para casi todas, una lengua predomina sobre la otra. Para alcanzar ese nivel, se debería tener la oportunidad de vivir en un país donde se hable ese idioma. Eso si, el nivel que alcance será muy alto.
Espero que os haya resultado un tema de interés y haberos ayudado. ¿Y vostras/os, que opinaís? Las personas que haceís esto, utilizaís algún otro método? ¿Cuál?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>