Consejos para aliviar los pies hinchados en el embarazo

pies-hinchados-embarazo

Una de las molestias que puede ocasionar el embarazo es la hinchazón de pies y tobillos, especialmente durante el tercer trimestre y debido, entre otras cosas, a la retención de líquidos y al peso que la futura mamá va ganando durante el embarazo. Es algo muy normal y frecuente, que parece inevitable en un momento u otro del embarazo (afecta a cerca del 75% de las embarazadas). Para ayudar a prevenir esta molestia, muy incómoda y en ocasiones dolorosa, os dejo algunas pautas que podéis seguir para tratar de prevenirla y aliviarla.

1) Evita estar mucho tiempo sentada o de pie. Siéntate si has estado mucho tiempo de pie y da cortos paseos si has estado sentada.

2) Pon los pies en alto siempre que puedas. Si estás tumbada, intenta que queden por encima de la cadera.

3) No cruces las piernas o tobillos mientras estés sentada.

4) Mientras estés sentada, estira las piernas con frecuencia.

5) Bebe mucha agua. 

Bebe al menos 2 litros de agua al día, que ayudará a que te mantengas hidratada y a expulsar residuos del organismo. Lleva siempre contigo una botella de agua, no esperes a tener sed para beber.

drinking-water-filter-singapore-1235578_960_720

6) Utiliza ropa holgada que no presione ninguna parte de tu cuerpo.

7) Sumerge los pies en agua tibia con un poco de sal para que se descongestionen.

8) Utiliza zapatos cómodos y evita zapatos de tacón y zapatos que te marquen los pies (el tacón que deberías usar debe rondar los 2 – 4 cm y el calzado no debe oprimirte el pie).

feet-538245_960_720

9) Aliméntate bien, evitando las comidas saladas y grasosas.

10) Acuéstate sobre tu lado izquierdo. La vena cava pasa por el lado derecho, de modo que si duermes sobre el lado izquierdo, mejorarás la circulación de tus piernas hacia el corazón, por lo que podrás disminuir la hinchazón mientras estás tumbada.

11) Masajea tus pies con crema cada día. Además de relajarte, mejora la circulación y los mantendrás bien hidratados.

12) Realiza ejercicio físico, como por ejemplo, nadar o caminar, dos ejercicios muy recomendables durante la gestación.

13) Evita las altas temperaturas y el estar expuesta durante mucho tiempo al sol.

14) Consulta a tu médico ante cualquier duda.

Durante el embarazo es totalmente natural que se tengan hinchados pies y tobillos, ¡incluso las manos! Pero siempre debes acudir a tu médico si esta hinchazón aparece también en la cara o es muy pronunciada o brusca en manos y pies ya que podría ser síntoma de preeclampsia, una enfermedad grave que debe tratarse lo más pronto posible. Del mismo modo, consulta con tu médico si aprecias una pierna más hinchada que otra.

Espero que estos consejos os hayan resultado útiles. Y no os preocupéis por esta situación, ya que es temporal, y todo merece la pena … ¡pensad en la recompensa que os espera al final!

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>